Para la teoría tengo otro Blog: El blog de Majé

jueves

¿Tienes un ratón?

Sólo necesitas eso, un ratón en tu mano y una conexión.
Picha en http://soydeaire.labuat.com/ 
o... mejor... espera, que te doy instrucciones.
Un fondo de nubes blancas aparece en pantalla. 
El puntero se carga de tinta imaginaria. 
Con remolinos de aire, hilos de agua, vuelos nocturnos, recuerdos sin red, surcos de arena, ... poesía para que pintes.


Hoy te invito a pintar. Nada menos que pintar en el aire. 
Sólo tienes que dejarte llevar, que la música mueva el ratón mientras tú escuchas una canción. 
Te vas a reír, pero no podrás parar de pintar. 
Prueba y verás.
Así lo hice yo, podéis ver mi canción o pintar la vuestra con un ratón.



¿Verdad que habéis sonreído?
¿Quien dijo que no se puede emocionar con una fría pantalla?
Esta maravilla la crea una agencia* digital y coherente, que en sus credenciales dice que les gusta la palabra precioso porque es imposible pronunciarla sin emocionarse. Lo dicen y lo aplican.

En este caso nos prestan la oportunidad de ser un director de orquesta: la música en el aire, el ritmo en tu mano, un vídeo se graba y... ¡Lo compartes!

Música con espíritu comercial. Que genera buena energía porque consigue que sonrías.
Aunque otra cosa será conseguir que te compres el disco, que esto, -aunque digital-, es publicidad y ese es el objetivo.

Labuat es el nombre-marca de una cantante. Una "triunfita" apadrinada por Risto Mejide.

Lo cierto es que yo cuando vi el nombre creí que era una marca de lencería o de ropa de cama. ¿No imagináis a La Perla firmando este vídeo?

Lo que nunca habría adivinado es que detrás de ese nombre se esconde una cantante y un disco.

Y es que hay nombres que no siempre son acertados, pero con un buen recurso consiguen salvar su debilidad. Y eso consigue esta aplicación.

No sé si venderá muchos discos, -porque para vender, hay que convencer-, pero después de grabar con ella un "vídeo-clip digital" y experimentarla, seguro que no olvidamos su marca. Yo al menos ya no pediré lencería con marca Labuat.

Y me reafirmo además, en el poder de la emoción.
Una buena fórmula para grabar el recuerdo. Y con música y una sonrisa mucho mejor.

El caso es que me pregunto por qué no la usarán más marcas al comunicar, si quienes las gestionan saben que siempre vuelves a lo que te emociona. Y si además no te falla le prometerás fidelidad. ¿O no?

Pero esa es otra historia que viene después de emocionar.

Os la contaré cuando saltemos al capítulo de pintar el I+D que por cierto, también funciona muy bien combinado con el arte de escuchar, aunque en ese caso la canción no te la cante Labuat sino un consumidor.
Prueba y verás.
Se ha producido un error en este gadget.

ShareThis

Webstatics