Para la teoría tengo otro Blog: El blog de Majé

miércoles

¿Real / Natural = Vintage?

La Publicidad, en esencia territorio de lo original, es en no pocas ocasiones el punto de encuentro de espacios y estilos comunes en el que uno crea y abre la veda para que otros lo apliquen. Ocurre con la producción, con las voces de locución que uno descubrió y todos usan, con los estilos... e incluso con los argumentos. 

Vayamos al supermercado. ¿Estamos dentro? Caminemos hacia un lineal, por ejemplo a la zona del frío. Enfrente los yogures. ¿Algo llama su atención más allá del color verde y el blanco? Tal vez vemos más tarritos de cristal, más barro,... No es difícil comprobar cómo muchos de los fabricantes de yogures han dado un paso atrás (y esta vez sí que es en un intento de coger impulso) recuperando el sabor de las viejas tradiciones. 

Unos lo hacen con el sabor, otros con el envase, intentando aproximar su diseño a un tiempo pasado que visto desde hoy puede parecer mejor y muchos, la mayoría, lo hacen con su publicidad. Y quienes se limitan sólo a su publicidad, probablemente lo hagan porque su producto no permite grandes modificaciones que les permitan hablar de una elaboración artesanal o tan natural como hecho en casa, "como lo hace mamá" o "como lo hacía la abuela"... 

Y es que no duden que, por mucho que me vendan el caldo, esos guisos caseros nunca sabrán igual, nadie cocina mejor y nadie como una madre -aunque usemos el mismo Ariel- para conseguir eliminar de mi mejor camiseta esa horrible mancha del desodorante que me prometía un uso sin huella. 

Se puso de moda el estilo fotográfico de Audi, y todos querían ser como él. Después llegaron matemático y la mano de BMW causó furor; la estética barroca primero y la estética minimalista después en decoración; el estilo casual en realización, la cámara en mano, el testimonial... todo tuvo su época, su moda y su repetición. Y a ese ciclo ahora se suma el que puede llamarse estilo vintage. Y sí, parece que va de Retro.

Lo recupera Danone con sus yogures de cristal, recordando con la publicidad (sobre todo de los 70-80) que cumple 90 años; la leche salta del tetrapack a la botella de cristal, .... e incluso Telefónica hace un intento y un guiño a la empresa recuperando (eso sí, a su estilo) un peculiar trío de voces al estilo "Bee Gees"... 



Y ahora llega Pepsi literalmente mirando hacia atrás con una serie de 15 spots para la Pepsi throwback. ¿Recuerdan a Barry White? Falta el rascado grave de su garganta, pero pongan el vídeo y verán que está ahí y despierta de la memoria con la música más bien ochentera que sirve de fondo a la locución. Mariposas y flores, un logo ondulante estilo decó, pelucas a lo Jackson Five... ¿Y si le ponemos la bola de luz discotequera de Fiebre del sábado noche? 



Ah! por supuesto está hecha con "azúcar NATURAL" (Dios mío, el que usaban ¿no se llamaba azúcar y salía de la caña o la remolacha?) 

No dejan de ser artificios publicitarios, que no cuentan nada ni aportan nada al producto, que no construyen a favor de la marca, pero tampoco destruyen. Aunque aquí sirva a Pepsi de excusa para hablar de la adicción de un ingrediente natural. 

Quizá lo más curioso de todo es que este terreno, estas andanzas, idas y venidas por una variedad ingente de tonos, está siendo ocupado por marcas que no han conseguido localizar, crear y explotar su propio territorio de comunicación, un púlpito exclusivo reservado para unos pocos. 

Y ¡todo hay que decirlo! lo mejor en el caso de Pepsi es que este spot retro se emite en el canal Hulu, dedicado en exclusiva a series de aquella época. Eso sí es adaptación al medio y ante eso, ¡qué importa el share! Aunque ojo! porque dicen que en EE.UU. ya va por 42 millones de visitas y pronto adelantará a You Tube. Lo retro para algunos es pasado y para otros más jóvenes es tan nuevo que creará moda y por tanto, genera audiencia. Aunque hasta que llegue aquí todavía son muchos los que tienen que aprender qué es la IP TV o la TV IP. ¿A que seguro que cuando la vean también la querrán?

Bohemian Chic, Retro o Vintage, su tono y estilo no son más que un juego de distracción (en algunos casos más afortunado que en otros) con los que tal vez liberar nuestra mente de una ya muy sobada crisis, para retrotraerla a una época de esplendor en la que comenzó nuestra expansión. Aunque ésta puede que sea una mera interpretación de alguien de una generación intermedia. 

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? ... Staying alive!

6 comentarios:

manuel dijo...

Bien Majé.Te seguiré..,(Lleó)

ML dijo...

Ufff, ¡Qué presión! Aunque no sabes cuánto te lo agradezco. A ver si no defraudo ni te hago perder el tiempo. Besos!

Ángel Riesgo dijo...

Blogera de lujo, seguiré tu bitácora.
Un beso

ML dijo...

Un lujo es tener lectores de esta categoría y por los que siento respeto y admiración. Los que me conocéis sabéis que es verdad.
Mil gracias Angel, siempre.
Majé

g.l.r. dijo...

Desde el desconocimiento más vergonzante de este mundo vuestro -justo y honesto es el reconocerlo -, permitidme, no obstante, aportar mi pequeño granito de arena a la cuestión aquí planteada.
Lo sé, con seguridad me esté aventurando, de modo inconsciente, en "terra incognita", pero lo hago, entendedme, amparado en el firme convencimiento de que la publicidad no es más que un reflejo de lo que ocurre en la sociedad. Quizás, tras esto, me tratéis de hereje redomado y mercadotécnico convencidos, como imagino que estáis, de que es la propia publicidad la que crea las tendencias que rigen el mundo, y no un mero vagón secundario arrastrado por la maquinaria de creaciones actuales o de reediciones oportunas; concédedme la licencia por mi ignorancia confesa.
Dicho esto, y pasando ya al tema aquí propuesto, se me antoja que esta pretendida recuperación de lo casero, lo artesanal y lo tradicional, no es más que una ruptura con la marcha, ciertamente caótica, del hombre/mujer de hoy, abocados como estamos a una vida desnaturalizada, deshumanizada. hipertecnificada y pasteurizada. Quizás todos nosotros, en nuestro interior, añoremos aquellos días ya lejanos en los que todo era más fácil, más natural y más cercano.
La publicidad se hace eco de ello, como es natural, y llega hasta nosotros, pobres ilusos, en aluvión imparable. En fin, no sé. ¿Qué os parece?

Un saludo.
P.S.- Disculpadme por el discurso y la desverguenza; la ignorancia es atrevida, ya sabéis.

g.l.r. dijo...

Por favor, donde he escrito "mercadotécnico", léase "mercadotécnico confuso". Las prisas, ya sabéis.
Un saludo a todos.

Se ha producido un error en este gadget.

ShareThis

Webstatics