Para la teoría tengo otro Blog: El blog de Majé

jueves

Con permiso de Segarra


Un escaparate nos separa, él a un lado, yo, como tú y como muchos, estamos al otro. Y desde allí ha escrito un libro "Desde el otro lado del escaparate". Lo firma un tipo que escribe anuncios, aunque dentro él se presenta como un "creador de fragmentos".

Un amigo me lo ha prestado. Con él estoy llenando mis fragmentos de tiempo y gracias a él estoy pensando. Esa influencia siempre la ha tenido en mí Toni Segarra, lo que dice me hace pensar, y a veces también me hace escribir. Aquí van, sin su permiso en realidad, alguna de las ideas que este libro contiene y que creo que son el apoyo perfecto a mi post anterior... Napoleón y el sentido, ¿recuerdas?

¿Sabías que la Iglesia puede ser el gran ejemplo para la gestión de una marca? Aquí van sus pautas (ofrecidas por Segarra) para un manual de comportamiento, y que pueden serlo también para la comunicación de las marcas: 
  • Piensa a largo plazo
  • Ha puesto su marca y sus símbolos a disposición de la gente
  • Ha creado Comunidad
  • Tiene audiencias cautivas a las que sabe influir y emocionar
  • Su lenguaje y contenido es transversal 
  • Tiene un "manual" impecable de identidad corporativa, preservado por todos.
  • Ha conseguido una representación eficaz, con evangelizadores acérrimos.
  • Se ha asociado con éxito al talento y al arte (Miguel Angel es uno de los ejemplos que nos recuerda Segarra)
  • Tiene espacios para la comunicación en masa 
  • Pero también para la conversación más íntima (one to one): la confesión
  • Cuida en extremo el punto de venta
  • Y, sobre todo, cuando el mayor espectáculo es no mostrar, es capaz de preservar el misterio y su lado sagrado como sólo las grandes marcas saben hacer. 

 
Grandes fragmentos, en mi opinión, de un creador publicados en Espasa Editorial, donde se reivindica el lado humanista de esto que él llama su oficio. 

Felicidades Segarra y gracias por permitir este post!



1 comentario:

toni dijo...

hola Majé.

muchas gracias por no pedirme permiso y hablar tan bien
de mis obsesiones puestas en papel. no sé si me lo merezco.

y muchas más gracias aún por leerte el libro.
yo pensaba que este asunto se acababa el día que conseguías
poner el libro en las librerías. pero ahora me doy cuenta de que
lo estupendo es ser léido. ya ves.

me alegro también de lo de tu blog, ya iré echando un vistazo.

un beso.

toni

Se ha producido un error en este gadget.

ShareThis

Webstatics